Cómo extremar la seguridad con niños en piscinas


compartir

  • Logo Facebook
    Facebook
  • Logo Linkedin
    LinkedIn
Las piscinas en verano encarnan uno de los peligros que más preocupa a padres de niños de muy corta edad que no saben nadar. Pero también debemos extremar los cuidados cuando el pequeño sabe nadar. Te contamos cómo extremar la seguridad con niños en las piscinas.
5908_1626432271_istock-123382399-1200x800.jpg

El 70 % de los ahogados tiene menos de 6 años

No podemos olvidar que la mayoría de niños que se ahogan no tienen ni 6 años, pues suele ser a partir de esa edad cuando aprenden a nadar y a defenderse en el agua. Además, 3 de cada 4 fallecimientos se producen en piscinas privadas dado que no hay socorristas y no hay, en suma, una vigilancia continua.

La cifra resulta abrumadora pues se estima que cada año fallecen 5.000 menores debido a los ahogamientos.

 

Por lo tanto, hay mucho que hacer todavía en cuanto a seguridad infantil en piscinas. En este sentido, podemos tener en cuenta este artículo de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil, que nos sugiere estas pautas para ello:

5909_1626432502_istock-951105892-500x300.jpg
  • El baño siempre ha de ser supervisado por un adulto. Conviene recordar que el 30 % de los menores fallecidos por ahogamiento carecía de este tipo de vigilancia.
  • Recoger todos los elementos como flotadores, pistolas de agua o balones que puedan resultar llamativos y que, en definitiva, animen al niño a intentar cogerlos desde fuera propiciando la caída en el interior.
  • Dispositivos de seguridad como un vallado impedirán que los pequeños puedan acceder a la piscina. Este tipo de barreras deben contar con una puerta de acceso con seguro que no pueda manipular el niño. Además, debe tener la suficiente altura para que el pequeño no pueda saltarla.
  • Enseñarles cuanto antes a nadar y flotar en el agua. De esta manera, podrán defenderse en este medio.
  • Aprender a realizar una reanimación cardiopulmonar siempre es conveniente pues nos prepara para hacer frente a este tipo de contingencias.
  • Los niños, durante el baño, deben llevar manguitos o cualquier otro flotador homologado.

La regla del 10/20

No podemos olvidar esta eficaz estrategia de vigilancia que establece que el adulto responsable de controlar a los niños durante el baño observe a los pequeños cada 10 segundos como mínimo, además es necesario que los tenga al alcance. En concreto, se recomienda que la distancia se pueda recorrer en 20 segundos como máximo.

5910_1626432859_istock-1205729899-500x300.jpg

Alarmas para piscinas

La seguridad se ha visto reforzada en los últimos años con innovaciones como alarmas para piscinas que avisan cuando alguien ha caído al agua cuando previsiblemente tiene que estar vacía. Este tipo de dispositivos se activan cuando concluye el baño y son muy útiles para avisar de cualquier tipo de accidente.

 

            Sin duda, la seguridad infantil en piscinas no es asunto baladí y conviene tomárselo muy en serio. Por lo tanto, sigue nuestros consejos y evitarás sustos y, sobre todo, desenlaces fatales en el periodo estiva

Quiero más info
Llámanos