¿Cómo comprar un piso sin ahorros?


compartir

  • Logo Facebook
    Facebook
  • Logo Linkedin
    LinkedIn
No es el escenario más habitual que alguien decida comprar una casa a pesar de que su cuenta bancaria no atraviese su mejor momento. No obstante, es muy posible que los ingresos sean recurrentes gracias a un trabajo estable e incluso bien remunerado. Así que ¿cómo comprar un piso sin ahorros?
7288_1667140692_comprar-piso-sin-ahorros.jpg

No podemos pasar por alto que actualmente los bancos únicamente financian un 80% del valor de tasación de la vivienda y que, por lo tanto, el resto –un 20%– debe correr de cuenta del comprador, a los que habremos de sumar los gastos adicionales e impuestos. Por lo tanto, esos ahorros previos parecen un requisito ineludible para llevar a cabo la transacción, pero ¿qué pasa si no disponemos de esta cantidad?

 

Sin duda, si tenemos en cuenta que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), únicamente el 41,1% de los hogares españoles consigue ahorrar a final de mes, no resulta raro que haya infinidad de personas que no cuente con el 20% que le exige el banco.

 

Pero no te preocupes, se nos ocurren unas cuantas ideas para que al adquirir una vivienda no tropieces con este escollo. ¡Las vemos de inmediato!

Negocia con el banco

Algunas entidades están dispuestas a asumir más del 80% de la compra de una casa, pero piden una serie de requisitos concretos como ser menor de 35 años y tener trabajo estable e ingresos suficientes para pagar las cuotas sin problemas. 


Te interesará saber que Kutxabank, Banco Santander e Ibercaja ofrecen hipotecas exclusivas para jóvenes en las que pueden llegar a financiar hasta el 95% de la compra. Por lo tanto, en el mejor de los escenarios, solo necesitarás hacerte cargo del 5% restante.

7287_1667140401_negociar-banco.jpg

Préstamo o donación de familiares

También podemos recurrir a un familiar, como los padres, que cuenten con la suficiente solvencia económica para dejarnos una considerable cantidad de dinero. De esta manera, podremos afrontar la compra sin problemas. Eso sí, recuerda que tendrás que planificar muy bien tu dinero para poder atender la devolución de este importe a tu amigo o allegado y sin olvidar el compromiso que vas a contraer con el banco.

 

Adquiere un piso que sea propiedad del banco

Las entidades financieras todavía atesoran un considerable número de propiedades que cayeron en sus manos tras ejecutar la casa a sus dueños. Lo cierto es que en muchos casos, estas fincas son auténticas cargas para los bancos que desean desprenderse de ellas cuanto antes. Tanto es así que pueden ofrecerte buenas ventajas económicas si decides comprar una de ellas.

 

Busca un avalista

Otra opción que puedes sopesar es la búsqueda de un avalista. Estos últimos se harán cargo del pago de la deuda contraída con el banco en el caso de que el contratante no lo haga. Su presencia es una garantía para la entidad financiera que sabe que habrá una tercera persona que se ocupará de atender los pagos.

 

Pero recuerda que el banco no admite cualquier perfil, pues han de ser solventes, con estabilidad financiera y unos ingresos suficientes.

7286_1667140253_comprar-sobre-plano.jpg

 

Comprar una casa sobre plano

En este caso la casa no está terminada e incluso puede que ni siquiera se hayan emprendido las obras. Únicamente tenemos el compromiso firme por parte de la constructora de comenzarlas a partir de una determinada fecha.

 

Ese periodo de tiempo nos brinda una magnífica oportunidad para ahorrar e ir pagando la vivienda en pequeñas cantidades cuya cuantía y momento de entrega se estipulan en el contrato.

Pide un préstamo personal y luego una hipoteca

Esta pequeña argucia te permitirá obtener ese ansiado 20% de ahorros, pero es cierto que luego tendrás que abonar dos cuotas; la del Préstamo y la hipotecaria. por supuesto, La entidad financiera solo accederá a ello en el caso de que nuestro nivel de ingresos sea elevado. de lo contrario, nos negarán ambas opciones o, al menos, la primera de ellas.

 

Aporta una vivienda como garantía

Es posible que seas propietario de una vivienda. en este caso, no dudes en ofrecerla como garantía. quizás así puedas negociar con el banco que te ofrezca más del 80% en concepto de préstamo hipotecario, dado que el inmueble ofertado puede servir como compensación por esa carencia de ahorros.

 

Contrata a un bróker inmobiliario 

Estos profesionales conocen el mercado financiero y Pueden informarse acerca de las mejores ofertas hipotecariasTeniendo en cuentas las características de tu perfil, así como tus necesidades. a esto se suma que son excelentes negociadores. 

 

Aunque, por supuesto, tendrás que pagar por sus servicios. normalmente cobran entre el 1 y el 5% del capital de la hipoteca que consigan. pero solo tendrás que pagarles si finalmente te decantas por alguna de las hipotecas que te presentan.

 

Dicho todo esto, ya habrás comprobado que existen maneras de comprar una casa aunque carezcamos de ahorros. en cualquier caso, sé cuidadoso y procede con pies de plomo, pues una hipoteca no es cualquier cosa.

 

Quiero más info
Llámanos