El catastro: ¿Qué es y para qué sirve?


compartir

  • Logo Facebook
    Facebook
  • Logo Linkedin
    LinkedIn
Al afrontar la compra de una vivienda, es común que empiece a surgir nueva terminología ajena a nuestra vida cotidiana con la que no estamos nada familiarizados. Una de esas palabras es ‘catastro’. ¿Sabes realmente qué es el catastro y para qué sirve?
1362_1573646299_portada-1200.jpg

El catastro es un registro administrativo cuya gestión depende del Ministerio de Hacienda. Funciona como un inventario de inmuebles tanto rústicos como urbanos y de características especiales. Todo inmueble debe estar obligatoriamente inscrito en el catastro y no es preciso pagar nada por este trámite.

 

En la Antigua Roma ya se empleaba un sistema similar, pues era fundamental para recaudar los tributos. Esta última, por cierto, es una función que se continúa conservando.

¿Qué tipo de datos se hacen constar en el catastro?

En este registro se reflejan datos relativos a los inmuebles, entre los cuales podemos citar los siguientes:

 

  • La localización de la finca

  • Su referencia catastral

  • La superficie

  • Su uso y destino

  • El valor catastral

  • El titular del inmueble con el número de identificación fiscal o identidad de extranjero

  • La clase de cultivo o aprovechamiento (en su caso)

  • La calidad de las construcciones

Aunque el catastro funciona en todo el territorio nacional, encontramos dos excepciones que son el País Vasco y Navarra, cuyo registro es diferente. Por lo tanto, conviene tener presente esta particularidad en el caso de contar con una finca en esas regiones.

¿Cuáles son las funciones del catastro?

  • La información que se recoge en él es esencial para el desarrollo de planes de ordenación urbana por parte de los ayuntamientos que, de lo contrario, no podrían sacarlos adelante.

  • Usos fiscales. El valor catastral es decisivo para calcular la base imponible del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto Municipal sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto sobre el Patrimonio y, por último, eI impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales

  • Aporta mayor seguridad y transparencia.

1365_1573647900_894x500.jpg

¿Cómo hacer trámites en el catastro?

Ahora que ya sabes qué es el catastro, es posible que quieras saber cómo acceder a él y realizar consultas. Estás de suerte, porque ahora es más fácil que nunca: cualquier ciudadano puede consultar de forma telemática el registro del catastro. Para ello, únicamente se ha de acceder a la sede electrónica de la Dirección General del Catastro. Se pueden realizar consultas relativas a referencias catastrales, documentos y archivos. Si necesitas más información sobre el tema, puedes consultar la página oficial.

 

Como habrás podido comprobar, el catastro tiene un importante cometido fiscal, pues hace posible que se pueda calcular la base imponible de numerosos impuestos que conocemos muy bien. Aunque también desempeña un papel crucial a nivel local, pues la información que suministra ayuda a los ayuntamientos a elaborar planes de ordenación.

 

 

Preguntas frecuentes

¿Qué diferencia hay entre Catastro y Registro de la propiedad?

El catastro es una base de datos georreferenciada que contiene información específica de los bienes inmuebles. Se utiliza para planificación urbana y la recaudación de impuestos. Por su parte, el Registro de la Propiedad es un ente público donde se inscriben los actos y contratos relacionados con los bienes inmuebles. Sirve para garantizar la seguridad jurídica en las transacciones inmobiliarias. Ambos son fundamentales para el correcto funcionamiento del sistema inmobiliario.

¿Qué tiene más valor en caso de discrepancia de datos, el Catastro o la escritura en el Registro?

En el caso en que existan diferencias entre la escritura en el Registro de la Propiedad y los datos del Catastro, generalmente prevalecerá el contenido del registro. Precisamente esto es así porque el Registro de la Propiedad tiene que garantizar la seguridad jurídica: al inscribir una escritura en el registro se otorga una “fe pública registral” que asegura la exactitud de la información contenida en el documento.

En caso de discrepancias, las partes involucradas también podrían realizar un procedimiento de subsanación de errores para corregir las diferencias entre ambos registros.

¿Qué pasa si una casa no está en el Catastro?

Puede haber diferentes razones para que una casa no esté inscrita en el catastro: que sea una nueva construcción, que el catastro no esté actualizado o que el propietario no haya realizado ese trámite. En principio esto no tiene por qué ser un problema para realizar alguna gestión de compra venta, ya que el documento que prevalece es el Registro de la Propiedad. Además, la inscripción catastral no constituye título de propiedad o garantía alguna, por lo que mientras exista escritura en el Registro no habría problema de gestión.

Quiero más info
Llámanos